MacJobs y McJobs, la brecha en el mercado laboral deportivo

El año pasado, en el Máster Gestión del Deporte de la Universidad del País Vasco .- Euskal Herriko Unibertsitatea, les planteaba esta duda: “Ante todo este proceso de digitalización que se está dando, ¿estáis preparadas para asumir el cambio? (Adelante vídeo)

Las respuestas fueron diversas, pero me llamó la atención un alumno que dijo “Es que los ángulos del cuerpo en los movimientos no son correctos. El algoritmo lo hace mal”. Vale. Los ángulos no son correctos. El algoritmo es mejorable. Y se mejorará. ¿En serio ése es tu consuelo?

Al lanzar esta pregunta lo que intentaba hacerles ver es que la digitalización del conocimiento avanza y que es necesario adaptarse a ese avance. Si no, para cuando nos demos cuenta, seremos totalmente sustituibles por el algoritmo.

Esta anécdota me dio que pensar acerca de cómo entendemos y asumimos el cambio tecnológico y sobre cómo impactará en el mercado laboral. En concreto en el mercado laboral deportivo.

En unas cuantas conferencias y algún post he hablado sobre la ‘uberización’ del deporte. Cuando nos ponemos en modo consumidor defendemos modelos liberalizados: “Uber me da mejor servicio y es más barato”. Pero cuando nos ponemos en modo proveedor-trabajador cambiamos de modelo: “Esos (¿Uber-fit?) no tienen formación/licencia. Hay que hacer una ley de regulación de las profesiones”. ¿En qué quedamos? ¿Para las otras profesiones liberalización sí, pero para la mía no?

Recientemente leía un artículo muy interesante sobre la brecha laboral que estaban abriendo las tecnologías de la información y comunicación. El artículo tenía un título estimulante: McJobs and MacJobs: The Growing Polarisation of Jobs in the UK.

Este artículo me hizo pensar en esa polarización en las profesiones del deporte. En cuáles serán unas y otras.

Los MacJobs en el deporte serán personas con capacidad de aportar conocimientos avanzados para la programación y diseño de usuario (modelo Patri Jordan). Con esto desarrollarán aplicaciones y soluciones avanzadas, apoyadas en la tecnología, que aporten nuevas soluciones/motivaciones para la práctica de actividad física, aunque en algunos casos no tengan capacitación para diseñar una preparación física adecuada.

Los McJobs en el deporte serán personas que harán funcionar a pequeña escala las propuestas de los MacJobs, como mano de obra independiente o dentro de una pequeña estructura. “Repartidores de entrenamientos”. Mano de obra temporal y precaria que dependerá de las dinámicas de la moda. Con formación o sin ella; pero que a mucha gente eso no le preocupará. (¿Le pides la licencia a un conductor de Uber? En serio)

Esta polarización se está dando, al igual que se está dando en otros ámbitos profesionales. Tal vez no la veamos o no la queramos ver, pero avanza.

Podemos argumentar que los primeros no aportan la calidad de una entrenadora personal que te mira a los ojos y está contigo en cada entrenamiento. No, no aportan esa maravillosa experiencia. Pero mucha gente, mucha, opta por no tener ese contacto personal y confiar en una persona que transmite calidad y compromiso desde una web. Aún con las limitaciones de no ser presencial, lo transmite y mola mucho.

En el deporte se está dando este capitalismo de plataforma que se apoya en un nuevo marco, el de la colaboración (los ‘prosumers’ deportivos) en el que las empresas que están detrás de esas plataformas externalizan costes y riesgos, y en el que estas empresas consiguen esquivar regulaciones laborales o normativas locales. Los gym-manta son el ejemplo. (Te animo a darte una vuelta por el paseo marítimo de Barcelona y detectar ‘manteros’ del deporte).

Un colega que trabaja en un servicio municipal, en un debate online me decía: “el mercado pondrá a cada cual en su sitio”. Vale, pues dejemos que cualquier persona ofrezca sus servicios de entrenamiento en la calle. ¿Para qué regular? ¿Defendemos esta polarización en otros sectores y en el deporte no? ¿Por qué? Me encantaría leer vuestras ideas.

PD: el argumento de la salud o de la seguridad en el deporte también es aplicable a la movilidad urbana (taxi o reparto – UBER)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s