Juventud deportista, ciudadanía comprometida

Mano

¿Las personas que practican deporte en su juventud son mejores ciudadanas en edad adulta? Thomas Perks ha tratado de dar respuesta a esta pregunta y a otras más como: ¿Tienen mejores sueldos las personas que han practicado deporte? ¿Alcanzan mayores niveles educativos? ¿Se sienten más sanas? ¿Son más religiosas? ¡Interesante!

Perks, investigador de la University of Lethbridge, publicó en la Sociology of Sport Journal nº 24 de Junio de 2007 un artículo titulado “Does Sport Foster Social Capital? The Contribution of Sport to a Lifestyle of Community Participation” en el que trata de demostrar esa relación positiva entre la práctica deportiva en edades tempranas y la mejora en las relaciones sociales y  la implicación en actividades comunitarias en edad adulta.

En este artículo vuelve a aparecer un concepto que ya hemos tratado aquí: el Capital Social. Anteriormente ya hicimos una primera aproximación al Capital Social en la que exponíamos las posibilidades de este enfoque como complemento a la visión clásica de la gestión. Más tarde desarrollamos otro post en el que se daban algunas claves acerca de la relación entre el Capital Social y el voluntariado en los clubes deportivos.

En una encuesta realizada a un grupo de 13.000 personas, lo que podemos considerar una muestra bastante relevante además de un trabajo de chinos, se les preguntó si habían practicado deporte organizado en su época estudiantil. Esa repuesta se cruzó con las respuestas a cuestiones como: implicación en voluntariado informal, en voluntariado formal, número de asociaciones a las que pertenece, número y cuantía de donaciones que realiza, si votó en las últimas elecciones, si atiende a los asuntos de su comunidad, si mantiene relaciones con parientes y con amigos. Incluyó también preguntas para obtener variables sociodemográficas de control como: edad, sexo, estado civil, hijos/as, nivel educativo, nivel laboral, renta familiar, etc.

Algunos resultados sugerentes

En los resultados de su análisis las personas que han practicado deporte tienen una mayor presencia en:

  • Los estatus sociales más elevados
  • Los niveles educativos más altos
  • Los puestos de trabajo de mayor reconocimiento
  • Los niveles de renta más alta
  • El grupo de personas menos religiosas (curioso)
  • El grupo de mayor práctica deportiva en edad adulta (lógico)

Otras dos conclusiones muy interesantes que muestra el estudio son que los individuos que han practicado deporte en edad temprana están más implicados en su comunidad en diferentes maneras y que ese efecto positivo de la práctica deportiva no decae a lo largo de los años, ¿el concepto de compromiso inculcado por el deporte queda marcado a fuego en la personalidad del individuo?

Los resultados de este estudio muestran por tanto una relación directa entre la práctica deportiva en edades jóvenes y la generación de Capital Social en edad adulta. Ofrece una línea de trabajo a todas las personas responsables de “generar” actitudes cívicas, prestar atención al incremento de la práctica deportiva juvenil puede ser una buena herramienta para lograr ese objetivo.

Lo más interesante del trabajo es que sienta la base para futuras investigaciones en esta área y surgen varias preguntas que podrían centrarlas:

  • ¿Qué tipo de practica deportiva juvenil obtiene mejores “resultados cívicos de adultos”? Es obvio que practicar deporte de equipo en un club no tendrá los mismos efectos que ir al polideportivo a sudar un poquito a su aire. Esta cuestión es especialmente relevante al ver los resultados de la Encuesta de hábitos deportivos 2005 y observar cómo aumenta la práctica deportiva “por su cuenta”.
  • ¿Qué valores deben inculcarse en la formación deportiva juvenil? A priori puede parecer que un deporte con una exigencia competitiva exagerada provocará efectos contrarios a los deseados. No es lo mismo practicar rugby (y sus terceros tiempos) en el equipo de una Universidad británica que artes marciales en la academia Cobra Kai, y ambas son práctica deportiva.
Foto:   Jlhopgood
Artículo publicado originalmente el 14 de mayo de 2008 en Avento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s